LA CURA DEL BIENESTAR (mucho ruido y pocas nueces)

407943

SINOPSIS

Un joven y ambicioso ejecutivo de empresa (Dane DeHaan) es enviado para traer de vuelta al CEO de su compañía, que se encuentra en un idílico pero misterioso “centro de bienestar”, situado en un lugar remoto de los Alpes suizos. El joven pronto sospecha que los tratamientos milagrosos del centro no son lo que parecen. Cuando empieza a desentrañar sus terribles secretos, su cordura será puesta a prueba, pues de repente se encontrará diagnosticado con la misma y curiosa enfermedad que mantiene allí a todos los huéspedes, deseosos de encontrar una cura.

Gore Verbinski terminó de darse a conocer con el remake de la cinta japonesa “THE RING” en 2002, y por suerte o por desgracia, terminó siendo más conocido por la saga de “Piratas del Caribe”.

images-w1400-768x393

En esta nueva cinta parece recuperar ese lado oscuro, esa fotografía lúgubre y húmeda que caracterizó “The Ring” en aquel año 2002. Pero aunque la historia se presenta suculenta, con una trama misteriosa y con muchos cebos para picar… lo cierto es que tiene muchos cabos sueltos, y que las dos horas y media de duración no le dan para solucionar las distintas cuestiones que se han ido presentando, y que ansiábamos conocer con admiración.

No hace falta decir que tiene un parecido bastante razonable a “Shutter Island” (2010) desde que entra en el balneario hasta prácticamente el final, eso sí, un final poco previsible por lo fantástico del acontecimiento, que deja a la historia desprovista de seriedad, y con una resolución poco apropiada para lo que se esperaba.

la-cura-del-bienestar-3

En mi opinión le sobra media hora, y por supuesto le sobra ese final tan radical que da un giro demasiado inapropiado… como si sus guionista, Justin Haythe y el propio Gore Verbinski, no tuvieran más ganas de seguir escribiendo y quisieran acabar de un plumazo una historia que prometía.

Tal vez las dos horas y media de duración no fueran el metraje original y por eso quedan cuestiones sin resolver, si es así no deja de ser un error, si lo hubieran continuado hasta las tres horas para atar cabos, al menos el cojeo no sería tan elemental.

cura-del-bienestar